España  
  Organización de los Poderes del Estado

   PODER EJECUTIVO NACIONAL

   ALTO GOBIERNO

  • Rey de España: Jefe del Estado
  • Presidencia de la Nación:
    • Secretaría General de la Presidencia
    • Jefatura de Seguridad de la Presidencia del Gobierno
    • Jefatura de Medios Operativos de la Presidencia del Gobierno
    • Jefatura del Protocolo del Estado
    • Jefatura de Protocolo de la Presidencia de Gobierno
  • Consejo de Estado: es el supremo órgano consultivo del gobierno.

   ORGANIZACION MINISTERIAL

  1. Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación
  2. Ministerio de Justicia
  3. Ministerio de Defensa
  4. Ministerio de Economía y Hacienda
  5. Ministerio de Industria, Turismo y Comercio
  6. Ministerio del Interior
  7. Ministerio de Medio Ambiente
  8. Ministerio de Cultura
  9. Ministerio de Fomento
  10. Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación
  11. Ministerio de Administraciones Públicas
  12. Ministerio de Educación y Ciencia
  13. Ministerio de Sanidad y Consumo
  14. Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales
  15. Ministerio de la Presidencia
  16. Ministerio de Vivienda

   ADMINISTRACION DESCENTRALIZADA

Véanse los sitios siguientes:
http://www.la-moncloa.es/web/aut.htm
http://www.dgal.map.es

   PODER LEGISLATIVO NACIONAL

  • Cortes Generales:
    • Congreso de los Diputados
    • Senado

   PODER JUDICIAL NACIONAL

  • Consejo General del Poder Judicial: le corresponde el gobierno del Poder Judicial y tiene entre sus competencias la inspección de Juzgados y Tribunales, así como la selección, formación y perfeccionamiento, provisión de destinos, ascensos, situaciones administrativas y régimen disciplinario de Jueces y Magistrados.
  • Juzgados y Tribunales:
    • Tribunal Supremo
    • Audiencia Nacional
    • Tribunales Superiores de Justicia
    • Audiencias Provinciales
    • Juzgados de Primera Instancia e Instrucción, de lo Penal, de lo Contencioso-Administrativo, de lo Social, de Menores y de Vigilancia Penitenciaria
    • Juzgados de Paz
 
  Estructura Territorial del Estado
España se constituye en un Estado social y democrático de derecho. La forma política del Estado es la Monarquía parlamentaria. La Constitución se fundamenta en la unidad de la Nación española; asimismo reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas.

El Estado se organiza territorialmente en municipios, en provincias y en las Comunidades Autónomas que se constituyan. Todas estas entidades gozan de autonomía para la gestión de sus respectivos intereses.

Los municipios gozan de personalidad jurídica plena. Su gobierno y administración corresponde a sus respectivos Ayuntamientos, integrados por los alcaldes y los concejales.

La provincia es una entidad local con personalidad jurídica propia, determinada por la agrupación de municipios y división territorial para el cumplimiento de las actividades del Estado. El gobierno y la administración autónoma de las provincias están encomendados a Diputaciones u otras Corporaciones de carácter representativo. En los archipiélagos, las islas tienen además su administración propia en forma de Cabildos o Consejos.

Las provincias limítrofes con características históricas, culturales y económicas comunes, los territorios insulares y las provincias con entidad regional histórica pueden acceder a su autogobierno y constituirse en Comunidades Autónomas. La organización institucional autonómica se basa en una Asamblea Legislativa elegida por sufragio universal; un Consejo de Gobierno con funciones ejecutivas y administrativas; y un Presidente elegido por la Asamblea (de entre sus miembros) y nombrado por el Rey, al que corresponde la dirección del Consejo de Gobierno.

Por otra parte, el Tribunal Superior de Justicia, sin perjuicio de la jurisdicción que corresponde al Tribunal Supremo, culmina la organización judicial en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma. Este cuadro institucional se completa con los órganos de control de la administración como los Tribunales de Cuentas autonómicos o los Defensores del Pueblo autonómicos, así como los respectivos Consejos Consultivos. En relación con la organización desde el punto de vista administrativo, los Consejeros ostentan tanto la condición de miembros del Consejo de Gobierno como la de jefes de la Consejería, institución homóloga en su estructura al ministerio estatal.

 
  Organismos de Control de la Administración Pública
  • Tribunal de Cuentas: es el supremo órgano fiscalizador de las cuentas y de la gestión económica del Estado, así como del sector público. Depende directamente de las Cortes Generales y ejerce sus funciones por delegación de ellas en el examen y comprobación de la Cuenta General del Estado.
  • Defensoría del Pueblo: es el alto comisionado de las Cortes Generales, designado por éstas para la defensa de los derechos comprendidos en el Título I de la Constitución, a cuyo efecto puede supervisar la actividad de la administración, dando cuenta a las Cortes Generales.
  • Ministerio Fiscal: tiene por misión promover la acción de la justicia en defensa de la legalidad, de los derechos de los ciudadanos y del interés público tutelado por la ley, de oficio o a petición de los interesados, así como velar por la independencia de los Tribunales y procurar ante éstos la satisfacción del interés social. El Fiscal General del Estado es nombrado por el Rey, a propuesta del gobierno, oído el Consejo General del Poder Judicial.
 
  Agencias Reguladoras
En el marco del proceso de privatización, en España se han creado entes encargados del seguimiento, fiscalización y control de los contratos de concesión de servicios públicos a empresas privadas. Las competencias primordiales atribuidas a estos organismos de regulación son el efectivo control del cumplimiento de las obligaciones asumidas por los prestadores privados de servicios públicos, ante el Estado y la comunidad; la protección de los derechos de los usuarios; así como evitar las prácticas monopólicas en los mercados específicos. Las agencias reguladoras en funcionamiento son las siguientes:
  • Consejo de Seguridad Nuclear (CSN): creado mediante la Ley No. 15 de 1980. Depende del Ministerio de Economía. Es el único organismo con competencias en seguridad nuclear y protección radiológica. Su misión es vigilar y controlar las instalaciones nucleares y radiactivas del país y garantizar que funcionen en condiciones adecuadas; además controla y vigila la calidad radiológica del medio ambiente en todo el territorio nacional y coordina los medios para dar respuesta radiológica. http://www.csn.es
  • Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV): creada por la Ley No. 24 de 1988, que constituye la Ley del Mercado de Valores. Depende del Ministerio de Economía. Es el órgano encargado de la supervisión e inspección de los mercados de valores y de la actividad de cuantos intervienen en los mismos. Su objetivo es velar por la transparencia de los mercados de valores y la correcta formación de precios, así como la protección de los inversores. http://www.cnmv.es
  • Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT): creada por el Real Decreto-Ley No. 6/1996, de 7 de junio, de liberalización de las telecomunicaciones. Se encuentra adscrita al Ministerio de Ciencia y Tecnología. Es el organismo regulador sectorial independiente, cuyo objeto es salvaguardar (en beneficio de los ciudadanos) las condiciones de competencia efectiva en el mercado de las telecomunicaciones y de los servicios audiovisuales, telemáticos e interactivos; velar por la correcta formación de los precios; y ejercer como órgano arbitral en los conflictos que surjan en el sector. http://www.cmt.es
  • Comisión Nacional de Energía (CNE): creada por la Ley No. 34/1998, de 7 de octubre, del sector de hidrocarburos, y desarrollado por el Real Decreto No. 1339/1999, de 31 de julio, que aprueba su Reglamento. Se encuentra adscrita al Ministerio de Economía. Es el ente regulador de los sistemas energéticos y sus objetivos son velar por la competencia efectiva en los mismos y por la objetividad y transparencia de su funcionamiento, en beneficio de todos los sujetos que operan en sistemas energéticos y de los consumidores. A estos efectos se entiende por sistemas energéticos el mercado eléctrico, así como los mercados de hidrocarburos tanto líquidos como gaseosos. http://www.cne.es

 
  Información Complementaria Disponible en Internet